Para evitar la proliferación del COVID-19 en el municipio, el Ayuntamiento ha determinado que, a partir de lunes, la brigada de Medio Ambiente del consistorio y personal de las empresas contratadas por la empresa municipal de limpieza Marratxí XXI llevarán a cabo trabajos de desinfección en la entrada de espacios de encuentro de personas, como son farmacias, supermercados, centros de salud y en las mismas calles. También desinfectarán edificios y vehículos municipales. La desinfección se realizará gradualmente en todos los núcleos del municipio y se ejecutará en aceras, asfalto, parques infantiles, biosaludables, skates, pistas deportivas y mobiliario urbano.

Hay que recordar que el Ayuntamiento constituyó días antes de la declaración del Estado de Alarma un gabinete de crisis para dar respuesta a la gestión de la posible crisis del coronavirus encabezado por el alcalde, Miquel Cabot, los dos tenientes de alcaldes Joan Francesc Canyelles y Neus Serra, y también el inspector en jefe de la Policía Local, el gerente de la empresa de limpieza,Marratxí XXI y personal técnico del Ayuntamiento. El gabinete se reunió con carácter de urgencia el día siguiente en la publicación del decreto del Estado de Alarma para desplegar las medidas de prevención y mantenimiento de servicios básicos para la ciudadanía decretadas. Este órgano mantiene un contacto diario y constando para tratar en el momento todas las medidas que se aprueban tanto desde el Gobierno estatal como del Ejecutivo autonómico.

En el ámbito de los Servicios Sociales, tal como se aprobó por parte de los alcaldes y alcaldesas de la Mancomunidad del Raiguer, se mantiene el Servicio de Ayuda a la Dependencia (SAD), así como el resto de servicios sociales; eso sí, siempre siguiendo las medidas de prevención adecuadas.

Desde el punto de vista de protección de los trabajadores públicos, a raíz del decreto de alarma, el Ayuntamiento ha tomado medidas para su protección, como por ejemplo la rotación en días alternos, y prestando especial atención a las personas riesgo elevado o con patologías previas. También se ha implantado el teletrabajo, en diferentes grados, a todos los departamentos del consistorio, del mismo modo que las Oficinas de Atención a la Ciudadanía (OAC) solo atienen con cita previa y evaluando los casos para reducir el riesgo de contagio para los trabajadores y para la ciudadanía en su conjunto.

Otros servicios públicos (esenciales para la salubridad del municipio) también se mantienen activos, como la limpieza de calles o la recogida de residuos, si bien es verdad que, de igual manera que se ha determinado en otros municipios, se ha decidido cerrar el punto verde, Sa Deixalleria.

Así mismo, Cabot ha informado vía telemática la oposición de las medidas tomadas, de la situación actual y se ha posado a su disposición para resolver dudas. En este sentido, se ha acordado mantener una reunión semanal para dar cuenta de la evolución de la situación.

La Policía Local ha activado mecanismos de información y de advertencia a la ciudadanía, a través de megafonía, en ambos idiomas oficiales, para comunicar los puntos más importantes del decreto, como la restricción de la movilidad y la necesidad de permanecer en los domicilios.

En este mismo terreno, desde el departamento de Comunicación se ha hecho un seguimiento constante de las medidas y se han trasladado de forma gráfica y progresiva a la ciudadanía a través de todos los canales disponibles, para favorecer el impacto más grande y que las obligaciones o recomendaciones (según el caso) sean sencillas de compartir con todos los sectores de edad. Además, se ha puesto en marcha una campaña en las redes con vecinos y vecinas ilustres porque ayuden a difundir el mensaje ‘Quédate a casa, Marratxí’, como  la actriz Agnès Llobet, el periodista Raphael Pherrer o el chef con estrella Michelin, Marc Fosh

En este sentido, y en consonancia con el resto de decisiones y actuaciones establecidas por el Ayuntamiento, ha sido aplazado el pleno ordinario del mes de marzo (se tenía que celebrar martes día 30) y también las comisiones. En este sentido, el equipo de gobierno está estudiando la posibilidad de celebrar un pleno extraordinario vía telemática si fuera necesario.