(MARRATXÍ 3 de noviembre de 2019) Gran participación de la ciudadanía, tanto en visitantes como en residentes, a la ‘Fira de Tardor’, en que la gastronomía local de temporada y la cultura han sido los protagonistas, conjuntamente con el tono marcadamente familiar de la cita. El mal tiempo ha obligado a cancelar el mediodía la Feria, que tenía actos programados desde primera hora de la mañana y fines después de comer a Sant Marçal.

A la inauguración de la Feria, han asistido, el presidente del Parlament de las Islas Baleares, Vicenç Thomas; la consellera de Administraciones Públicas y Modernización del Gobierno, Isabel Castro; el conseller de Hacienda y Función Pública del Consejo de Mallorca, Josep Lluís Colom; y el conseller de Promoción Económica de la misma institución, Jaume Alzamora. Por parte del Ayuntamiento, el alcalde, Miquel Cabot; el primer teniente de alcalde, Joan Francesc Canyelles; la segunda teniente de alcalde, Neus Serra; el regidor de Cultura, Josep Ramis; así como el resto de regidores del equipo de gobierno. También ha habido representantes de varias formaciones políticas.

El alcalde ha lamentado la cancelación anticipada, pero ha significado la importancia de la Feria. “Es un referente en el Raiguer y en todo Mallorca y una cita obligada en el calendario de Marratxí. Este año, hemos programado todas las actividades para que se puedan disfrutar en familia: desde actas culturales y musicales a la reedición de ‘FangCuina’, que ya estrenamos con motivo de la última ‘Fira del Fang’. En definitiva, pretendemos que la ‘Fira de Tardor’ acontezca un elemento dinamizador de Marratxí y también de las sinergias entre la cerámica y el producto local”.

El regidor de Cultura, Josep Ramis, ha explicado que “esta edición de la Feria, pensada para un público familiar, ha pivotado sobre tres grandes ejes: cultura, gastronomía y actividades familiares. Hemos tenido talleres diversos, como el de elaboración de rosarios azucarados, y tenemos que destacar el Barro Cocina y uno showcooking a cargo de Marcos Presedo, del restaurante Karma de Es Pont d’Inca. También la cultura ha tenido su papel, por ejemplo con la presentación del libro de la V Jornadas de Estudios Locales”.

Entre otras cosas, la Feria de Otoño de este año se ha caracterizado también por el carácter marcadamente ecológico y sostenible. Así, por ejemplo, la leche de almendra se ha servido a los visitantes vasos de cerámica, del mismo modo que la vajilla usada también era reutilizable. Todo, con el objetivo de conseguir de 0 residuos.