La nueva biblioteca del Pont d’Inca abrirá el jueves 7 de noviembre, una vez terminadas las obras de reforma del nuevo local que la acogerá. Se trata de la planta baja del edificio de la avenida de Antoni Maura número 44, que sustituirá las antiguas dependencias del edificio Erika. El local tiene unos 300 metros cuadrados, bastante más superficie útil que la biblioteca de Erika. Además, está en la planta baja del edificio. 

 

El alcalde, Miquel Cabot, destaca que «la mejora de las instalaciones municipales es clave para ofrecer un mejor servicio a la ciudadanía, en este caso damos respuesta a una demanda histórica con un espacio moderno y adecuado para las personas usuarias de las bibliotecas municipales «. En este sentido, recuerda que se llevaron a cabo reformas en el edificio del Ayuntamiento y en diferentes dependencias, como la OAC de Sa Cabana o las áreas de Mayores y Servicios Sociales».

 

«El cambio de ubicación de la biblioteca del Pont d’Inca significará una mejora esencial e importante en términos de mayor comodidad y mejor accesibilidad para los usuarios. De hecho, este ha sido el motivo principal del cambio «, explica, por su parte, el concejal de Cultura, Josep Ramis.

 

De este modo, los usuarios ven atendida la reivindicación histórica de cambio de ubicación de la biblioteca del Pont d’Inca, dada la falta de espacio y las molestias derivadas de la ubicación en la segunda planta del edificio Erika. En este sentido, hay que recordar que en las otras plantas del inmueble se llevan a cabo las clases de la Escuela de Música o las clases de actividad física.

Ramis también comenta que algunos problemas en las obras han propiciado el retraso en el traslado del material de la antigua biblioteca a la nueva y en la apertura de la misma.

 

El horario de apertura de la nueva biblioteca del Pont d’Inca será de 9 a 2 por las mañanas y de 4 a 8 por las tardes, de lunes a viernes.

 

Firmado el convenio de bibliotecas con el Consell de Mallorca

 

Por otra parte, el día 9 de octubre el alcalde, Miquel Cabot, y la vicepresidenta del Consell de Mallorca, Bel Busquets, firmaron el convenio de bibliotecas, por el que el Consell se compromete a proveer de fondo bibliográfico las bibliotecas municipales de Marratxí, así como prestar apoyo técnico e informático al objeto de facilitar el préstamo interbibliotecario entre todas las bibliotecas de la red.

Al acto, también asistieron el primer teniente de alcalde, Joan Francesc Canyelles, el concejal de Cultura, Josep Ramis, y la directora insular de Cultura, Maria Pastor.