El alcalde de Marratxí, Miquel Cabot, el primer teniente de alcalde, Joan Francesc Canyelles, y el alcalde de Palma, José Hila, se reunieron el miércoles en Cort para coordinar la colaboración entre ambas instituciones con el objetivo de potenciar el área metropolitana. En el encuentro, los dos alcaldes y Canyelles trataron cuestiones relacionadas con la movilidad sostenible, como la mejora de las conexiones, con proyectos que permitan mejorar la red de saneamiento de los dos municipios y con futuros convenios con el Institut Municipal d’Esports (IME) para que los residentes en Marratxí puedan usar sus instalaciones.

Así, Cabot, Canyelles e Hila se comprometieron a trabajar para potenciar el área metropolitana; en este sentido, se pedirá una reunión con el Consell de Mallorca para impulsar la iniciativa. Desde el punto de vista de movilidad sostenible, ambos consistorios quieren llevar a cabo diferentes acciones. Así, se trabajará con el Consell en nuevas conexiones para peatones, bicicletas y vehículos de movilidad personal que permitan ir de un municipio a otro con un medio diferente al coche. En cuanto al transporte público, se seguirá trabajando en la línea iniciada la legislatura anterior con la llegada de la EMT al Pla de Na Tesa. Por último, también se quieren impulsar los aparcamientos disuasorios de Marratxí, que se encuentran en las paradas de tren, y que se incluirán en la red de Palma.

En otro capítulo, en la reunión se acordó trabajar en proyectos conjuntos para presentarse al cánon de saneamiento con el objetivo de mejorar el saneamiento de las aguas de ambas ciudades y buscar una solución conjunta. Se debe recordar que la depuradora de Palma presta servicio a cuatro municipios, y uno de ellos es Marratxí. Finalmente, Cabot, Canyelles e Hila hicieron comprometerse a agilizar el convenio con el IME para posibilitar el uso de las instalaciones deportivas municipales de Palma a la ciudadanía de Marratxí.

Terminada la reunión, Cabot subrayó «el buen entendimiento» entre las dos localidades. «Creemos que desde 2015 Palma y Marratxí se miran de frente, cuando antes se miraban de espalda. La gran beneficiada es la ciudadanía de los dos municipios». Por su parte, Hila destacó que la reunión había sido útil «poner en común» los temas compartidos. «Palma y Marratxí tenemos una buena relación y muchas ganas de trabajar de forma conjunta para dar soluciones a nuestros vecinos, debemos facilitarles su día a día».