Un acuerdo de colaboración firmado entre el Ayuntamiento y el colegio Es Liceu permitirá que un alumno de este centro, en la rama de Informática y Comunicación de Formación Profesional, lleve a cabo en el consistorio prácticas formativas no laborales en el negociado de Informática.

El acuerdo establece en una de sus bases que el número de alumnos que harán las prácticas será preferentemente de uno, sin que en ningún supuesto pueda realizarla de forma simultánea un número superior a dos.

La duración del acuerdo será de un año desde la firma, pero sería prorrogable hasta un máximo de cuatro años, previo acuerdo entre las partes.

El tutor para la ejecución de estas prácticas es Miquel Palou, técnico informático del Ayuntamiento.