Fira del Fang

La XXXV Feria del Barro ya es historia. Celebrada entre el 9 y el 17 de marzo en Sant Marçal, la Feria tuvo unas cuarenta paradas (además de la mayor parte de las ollerías locales, también había expositores de otros lugares de Mallorca y también de la península: Castilla- la Mancha, Cataluña y Asturias).

En el acto de inauguración, asistieron el alcalde, Joan Francesc Canyelles, los Tenientes de Alcalde, Miquel Cabot y Antoni Mangiova, y el concejal de Ferias y Fiestas, José Ramis, acompañados, entre otros, del consejero de Trabajo, Iago Negueruela, y el vicepresidente del Consejo de Mallorca, Jesús Jurado.
La Feria combinó un año más tradición y modernidad. Así, en esta edición se atendió la reivindicación de los expositores del año pasado en el sentido de potenciar la gastronomía.
De este modo, nació la I Muestra de Gastronomía y Cerámica, FangCuina, que tuvo una gran acogida tanto por parte de los restaurantes (15 se adhirieron) como por parte de los visitantes.
Así, cada restaurante ofreció sus menús, a precios que no fueron exceder de 20 euros, cocinados con cerámica y servidos con pleitos hechos a propósito para distintas ollerías de Marratxí. Estos platos llevaban serigrafiada la inscripción ‘Fang Cuina’ Dentro de esta iniciativa también destacó el showcooking a cargo del conocido chef mallorquín Miquel Calent, que hizo las delicias (nunca mejor dicho) para todos los asistentes, con una demostración de cocina local elaborada con utensilios de barro.
Por otra parte, como es tradición de cada año, hubo demostraciones de los artesanos locales, que, como la mayoría de actividades programadas, tuvieron una gran seguimiento.